Rúcula

En su composición se distingue una cantidad apreciable de fibra, que mejora el tránsito intestinal. Su característico sabor favorece también la digestión. Las sustancias amargas de la rúcula estimulan las secreciones digestivas.
También presenta un contenido considerable triptófano, aminoácido esencial para promover la liberación del neurotransmisor serotonina, involucrado en la regulación del sueño y el placer. Es por esta razón que vulgarmente le son atribuibles propiedades afrodisíacas. La ansiedad, el insomnio y el estrés se benefician considerablemente por el aporte de triptófano al organismo.