Perejil

Diurético: el perejil ha sido utilizado tradicionalmente para incrementar la secreción de orina por parte de los riñones. Por su acción diurética el perejil es útil para combatir las infecciones de vías urinarias, para prevenir y/o tratar los cálculos renales y para combatir el edema (retención de líquido en el organismo). Para este fin se puede consumir un té preparado con la raíz, con las semillas o con los tallos y hojas de perejil. También el jugo de los tallos es diurético.

Hipotensor: por su riqueza en potasio y su efecto diurético, el perejil también es recomendado como hipotensor.